En este momento estás viendo Apariciones Marianas en Egipto
  • Tiempo de lectura:8 minutos de lectura

“Después que ellos se retiraron, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: Levántate, toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto; y estate allí hasta que yo te diga porque Herodes va a buscar al Niño para matarle. Él se levantó, tomó al Niño y a su Madre y se retiró a Egipto y estuvo allí hasta la muerte de Herodes; para que se  cumpliera el oráculo del Señor por medio del profeta: De Egipto llamé a mi Hijo”

Este fragmento corresponde al evangelio según San Mateo (2, 3-15), y convierte a Egipto en un lugar especial. La iglesia ortodoxa copta de aquel país está muy orgullosa de que fuera Egipto el lugar elegido por DIOS para llamar a su Hijo. Dos mil años después. Egipto es un país de mayoría musulmana en el que los cristianos no llegan al cinco por ciento de la población.

rio-nilo-cairo-egipto
Río Nilo. El Cairo. Egipto

La Virgen María, veinte siglos después, ha vuelto a bendecir al pueblo que en su momento recibió a la Sagrada Familia con tanto afecto y hospitalidad. En las tres últimas décadas Egipto ha sido protagonista de varias apariciones, identificadas por las autoridades religiosas egipcias con la Virgen María.

Dichos fenómenos han suscitado peregrinaciones, fenómenos visuales sorprendentes y, como habitualmente sucede en estos casos, han ocurrido curaciones milagrosas.

La primera Aparición Mariana fotografiada y filmada ocurrió en Zeitoun, Egipto

Egipto es un país mayoritariamente musulmán, pero existen varias comunidades cristianas, entre las cuales destaca, de manera preponderante, la iglesia copta, presente en el país desde el Siglo I D.C y actualmente con sede en El Cairo. La Iglesia Ortodoxa Copta es la más grande del país y constituye la comunidad cristiana más grande de Oriente Próximo.

Aunque la comunidad de coptos más numerosa está en Egipto, también existen grupos en otros países como Sudán, Etiopía, Siria o Libia entre otros.

A diferencia de los católicos, los cristianos ortodoxos coptos celebran la Navidad el 7 de Enero, coincidiendo con el día 29 del mes copto “kiohk o khiahk”.

Los coptos residen en barrios propios, y se dedican a los trabajos peor remunerados como el de zabbaleen (basurero). Aunque no todos los coptos son pobres y, la historia de Nuestra Señora de Zeitoun, empieza precisamente de la mano de uno de los que gozaba de mayor acomodo en  el primer cuarto del siglo XX.

Corría el año 1920 cuando Tawfiq Jalil Ibrahim, un rico propietario copto, tuvo un sueño en el que se le aparecía la Virgen María pidiéndole que, en lugar del edificio que planeaba construir en el barrio de Zeitoun, levantara una Iglesia. A cambio, Ella honraría el lugar de forma singular: con una aparición cinco décadas después.

Tawfiq atendió el ruego y fue el arquitecto italiano Leomingelli quien recibió el encargo y diseñó una Iglesia inspirándose en la iglesia de Santa Sofía en Estambul.

Dedicada a Santa María y consagrada en Junio de 1925 por el obispo Anba Atanasio es un pequeño templo de color ocre asentado sobre un terreno que en otros tiempos era un olivar (Zeitoun significa aceituna en árabe).

La noche del 24 de baramhat de 1684, fecha del calendario copto que corresponde a nuestro 2 de Abril de 1968 sucedió lo que ha puesto este lugar en el mapa del mundo entero.

Un mecánico de la empresa de autobuses públicos llamado Mohamed Farouk Atwa estaba trabajando en el garaje que había frente a la Iglesia cuando vio a una mujer arrodillada junto a la cruz que corona la cúpula central. Hay otra versión que dice que el primero en ver “la aparición mariana fue el vigilante de seguridad Abdel Aziz Ali.

iglesia-nuestra-senora-de-Zeitoun
Iglesia de Nuestra Señora de Zeitoun
aparicion-nuestra-senora-de-Zeitoun
Aparición de Nuestra Señora de Zeitoun

Al principio pensaron que se trataba de un suicida y avisaron a la policía. Sin embargo, aquella silueta, vestida de blanco, irradiaba luminosidad incluso al moverse, y empezaron a correr los rumores que se podía tratar de la Santísima Virgen, a pesar de que muchos de los presentes eran musulmanes. Al cabo de unos minutos, la misteriosa figura desapareció.

Al cabo de siete días se repitió la “Aparición”,  y siguió haciéndolo con regularidad, incluso varias veces por semana, durante los meses y años siguientes; ocasionalmente se manifestaba con el Niño Jesús en Brazos o en compañía de San José y de un Jesús preadolescente.

Casi siempre iba acompañada de otros efectos luminosos (destellos desde las cinco cúpulas, estrellas cayendo hacia las mismas),  también se vieron palomas brillantes volando alrededor de la misteriosa figura, acompañados todos estos hechos de un fuerte olor a incienso y nubes con forma humana. Las calles se abarrotaban de gente cada noche para ver este singular espectáculo.

El Papa Cirilo VI, cabeza de la Iglesia Copta, nombró una comisión para investigar los hechos: al contrario de lo que suele hacer la Iglesia Católica, no incluía científicos sino exclusivamente sacerdotes, entre ellos los obispos Samuel, Atanasio y Gregorio, siendo éste último el responsable de la Comisión.

Samuel declararía que:

“La Virgen apareció con un cuerpo luminoso completo, como si fuera una estatua radiante y fosforescente” y que movía las manos en señal de bendición.

Anastasio corroboró las declaraciones de Samuel y declaró haber asistido al “espectáculo” ocho o nueve veces.

El 28 de Abril, un delegado de Roma acudió también a contemplar el fenómeno por orden de Pablo VI, a quien avisó una congregación de monjas de El Cairo;

El 4 de Mayo Cirilo VI emitió una declaración oficial que confirmaba las apariciones. El 5 de Mayo de 1968 el Papa Cirilo VI de la iglesia copta Ortodoxa aprobó las Apariciones.

Lo significativo de esta Aparición Mariana es que por primera vez se documentaba fotográficamente y televisivamente un hecho de éstas características.

No se encontró en los alrededores ningún dispositivo capaz de proyectar las imágenes que se veían, dentro de un radio de quince kilómetros, y también se pudo demostrar que ninguna de las fotografías que se realizaron había sido objeto de manipulación.

Hoy en día la iglesia copto-católica, al igual que la copto-ortodoxa, es de estructura patriarcal. Actualmente el Patriarca es Stepanos II Gattas, elegido en 1986. Gobierna con un sínodo de seis obispos y cuenta con seis diócesis en todo Egipto. Los obispos son elegidos por el sínodo y confirmados por la Santa Sede.

Miles de curaciones físicas tuvieron lugar durante las “apariciones de La Virgen”, corroboradas por los informes médicos pertinentes.

Uno de los casos más espectaculares fue el de Sami Abd-el-Malek, de 40 años, curado de un cáncer terminal de vejigaWilliam Nashed Zaki, famoso médico de Shoubra se curó de una hernia de la que sufría desde hacía tres años.

La iglesia copto ortodoxa de la Virgen María está localizada en la calle Tumanbay, en el distrito de Zeitoun.

OTRAS APARICIONES MARIANAS EN EGIPTO

Cuando ya parecía que el fenómeno de El Zeitoun se había disipado, el 25 de Marzo de 1986 volvió a tomar fuerza el fenómeno de la aparición mariana, en este caso fue en la iglesia de Santa Damiana Mártir en el barrio de Shoubra, en pleno centro de El Cairo. Entre esta fecha y 1991, se volvió a reproducir un fenómeno muy parecido al del  año 1968.

La gente de las casas vecinas se asomaban a la calle por el fuerte resplandor que venía de la cúpula derecha de la iglesia copta. Algunas personas ya llevaban tiempo detectándolo pero no habían hecho caso, hasta que ese día el resplandor fue muy exagerado.

Santa-Damiana-Mártir-egipto
Santa Damiana Mártir

Aparicion-iglesia-de-Santa-Damiana-Mártir
Aparicion de Santa Damiana Mártir

Tal como sucedió con el caso de El-Zeitoun, en donde el papa Cirilo VI formó una comisión investigadora, el nuevo papa, Shenuda III, eligió a un grupo de seis personas formado por religiosos, profesores y periodistas para investigar los hechos.

La noche del 10 al 11 de Abril de 1986, la comisión investigadora pudo constatar, entre las 3.40 y las 5 de la madrugada la existencia de una serie de fenómenos no naturales sobre el tejado de la iglesia de Santa Damiana Mártir, muy cerca de la torre.

La luz provenía de la propia torre, y no se apagó ni aun cortando la electricidad de la zona durante unas horas. Los continuos destellos que se producían dejaban entrever la silueta de una figura femenina.

Deja una respuesta