En este momento estás viendo ¿Qué pasó con las niñas videntes de Garabandal?
  • Tiempo de lectura:6 minutos de lectura

¿Qué ha pasado con las niñas de Garabandal?

De las cuatro niñas videntes de Garabandal, hoy en día siguen viviendo 3 de ellas y Mari Loli murió en el año 2009 a los 59 años de edad. Padecía un “Lupus eritematoso” en el aparato respiratorio desde hacía 7 años.

conchita-gonzalez-vidente-garabandal-actualidad
Conchita González González
jacinta-vidente-garabandal
Jacinta González González

Conchita y Jacinta asistieron a su funeral. Mari Cruz no pudo asistir ya que es la única que vive en España.

Conchita tiene su residencia en Nueva York, Jacinta en California y Mari Cruz en Avilés (Asturias).

matrimonio-mari-cruz-garabandal
Matrimonio de Mari Cruz González
mari-loli-vidente-garabandal
Mari Loli Mazón González

Mari Cruz se casó con 19 años y se fue a vivir a Avilés. Dice que allí lo pasó fatal porque no conocía a nadie; fue un cambio demasiado brusco para ella después de los acontecimientos vividos en Garabandal.

Dice que la época más feliz de su vida fueron los años de las Apariciones de La Virgen de Garabandal, a pesar de que, según declara la misma Mari Cruz, su madre sufrió mucho con estos acontecimientos y le provocaron muchos dolores de estómago.

Hoy en día apenas  tiene contacto con las otras dos videntes, aunque Jacinta suele volver de vez en cuando a Garabandal. A Conchita hace tiempo que no la ve.

¿ Cuántos años tenían las niñas de Garabandal?

las-ninas-de-garabandal
Las niñas de Garabandal
las-4-ninas-videntes-de-garabandal
Las 4 niñas videntes de Garabandal

Mari Cruz tenía once (11) años en el momento de las apariciones marianas, y las otras tres niñas tenían doce (12) años.

Las apariciones duraron desde 1961 hasta 1965.

Estas apariciones marianas coincidieron con el Concilio Vaticano II, que fue  convocado por el Papa Juan XXIII, (1962-1965), aunque él no pudo verlo acabar ya que falleció el 3 de Junio de 1963. El Papa Pablo VI, su sucesor, fue el encargado de la clausura de dicho Concilio.

Por otro lado, el movimiento “hippie” marcó la década de los años 60, bajo las premisas de amor libre y el pacifismo. Pero también fue una década de música psicodélica, drogas y revolución sexual.

Cómo se llamaban las niñas de Garabandal?

Conchita González González

conchita-gonzalez-vidente-garabandal
Conchita González. Vidente de Garabandal
Conchita-sonriendo
Conchita sonriendo

De las cuatro niñas videntes de Garabandal Conchita González González, nace el 7 de Febrero de 1949, era la más pequeña y la única chica de Aniceta González, que quedó viuda joven. Tenía tres hermanos mayores que ella: Serafín que trabajaba como minero en la provincia de León; Aniceto al que llamaban familiarmente Cetuco y que murió en 1965 y Miguel.

El 26 de Mayo de 1973 Conchita se casó con Patrick J. Keena en Long Island (Nueva York) donde vive actualmente. Tiene cuatro hijos: Maria Concepción, Fátima Miriam, Ana María Josefa y Patrick Joseph María.

Jacinta González González

jacinta-gonzalez
Jacinta González. Vidente de Garabandal
loli-y-jacinta
Loli (izquierda) y Jacinta (derecha)

Otra de las niñas videntes de Garabandal es Jacinta González González nació el 27 de Abril de 1949. Sus padres eran Simón y María. La familia estaba compuesta por el matrimonio y ocho hijos. Jacinta se casó el 21 de Febrero con Jeffrey Moynihan, de California. Tiene una hija, María, que vive a las afueras de Los Ángeles, California.

Mari Cruz González Barrido

mary-cruz-vidente-garabandal
Mari Cruz González. Vidente de Garabandal
mary-cruz-garabandal-vidente
Mari Cruz González

Mari Cruz González Barrido nace el 21 de Junio de 1950. Esta niña vidente de Garabandal es hija de Escolástico y Pilar. Se casó con Ignacio Caballero en 1970. Tienen cuatro hijos y viven en Avilés (Asturias).

Mari Loli Mazón González

mari-loli-garabandal
Mari Loli Mazón. Vidente de Garabandal
mari-loli-vidente-garabandal
Mari Loli Mazón

Mari Loli Mazón González nace el 1 de Mayo de 1949. A la niña vidente de Garabandal la llamaban Loli y era la segunda de los seis hijos de Ceferino y Julia. Ceferino era el alcalde del pueblo y además de ocuparse de los terrenos y los trabajos del campo tenía un pequeño comercio. Mari Loli se casó con Francis Lafelur en Massachusetts (EEUU) en 1974 y tuvo tres hijos. Francis,  Maria Melanie y Maria Dolores. Los últimos años de su vida padeció la enfermedad de “lupus eritematoso” que le causó la muerte el 20 de Abril del año 2009 a la edad de 59 años en su domicilio de Plaistow (Masachusetts).

Mensajes de la Virgen de Garabandal a las cuatro niñas

vista-de-Garabandal
Vista de Garabandal
La-Calleja-de-San-Sebastian-de-Garabandal
La Calleja de San Sebastián de Garabandal

Las cuatro niñas, a lo largo de los cuatro años que duraron las Apariciones, coinciden en recalcar  que La Virgen se manifestó en Garabandal como una Verdadera Madre: Una Madre que se preocupa por los problemas de sus hijos, que los escucha, que les da consejos, que juega con ellos…

A Conchita le dijo: 

“A todos vosotros os tengo bajo mi manto, os quiero mucho y deseo vuestra salvación”.

La Virgen habla a “todos” a través de las cuatro niñas. Los mensajes están dirigidos a “todos sus hijos”. El  contenido de los mensajes podría resumirse en la frase evangélica:

“Convertíos y Creed en el Evangelio”.

Su principal deseo es que todos volvamos la mirada hacia Dios y lo coloquemos en el “centro de nuestras vidas”.

Mensajes en la última Aparición de Garabandal

En la última aparición de la Virgen a Conchita le dijo:

“Pon todo de tu parte y nosotros te ayudaremos”.

La Virgen confía en que las jóvenes serán ejemplo para otras personas;  con su forma de vida de sacrificio y abnegación deben ser modelo para la conversión de otros jóvenes.

La Virgen también pide el sacrificio “del ayuno” y mucha oración.

La práctica frecuente de “La EucaristÍa” y visitar frecuentemente al Santísimo Sacramento.

El rezo diario del Rosario con Fe y Confianza. Pedir a La Virgen que “os ilumine” a la hora de tomar decisiones importantes.

Pensar en lo que fue “la Pasión de Jesucristo” y olvidarnos de nuestros pequeños problemas.

Deja una respuesta